Back to Top

Camino Caminante Vereda

Tag Archives: pesimo

El servicio técnico de Orange es pésimo

A mí un proveedor que no ofrece un número gratuito para gestionar la cuenta de sus clientes ya por sí me parece una compañía pésima.  Orange ofrece el número gratuito 1414 pero este número es únicamente para altas nuevas.  Curiosamente en su sección de Internet y telefonía quieren que llames al número 902 012 240.  Osease aunque existe la opción de darse de alta en Orange, estos ladrones prefieren que llames a un número de pago que no está incluido en ninguno de los planes de llamadas gratuitas que se contratan al dar de alta la mayoría de las líneas ADSL.  Ahí se ve la ética de una empresa que miente diciendo que tiene un servicio técnico excelente y además te engaña sugiriendo que llames a un número de pago para darte de alta cuando disponen de un número gratuito para esos menesteres.  Osease en vez de informarte de que puedes darte de alta gratis esperan que pagues 9 centimos el minuto llamando desde un fijo y 48 centimos el minuto llamando desde un móvil.

Si ya eres cliente particular tienes que llamar a otro número de tarificación especial, el 902 012 220 para gestionar cualquier aspecto de tu cuenta.  Según No Más Números 900 en su sección de Orange , llamando al número fijo 912 521 200 durante horario de oficina puedes hablar con una operadora pulsando la tecla almohadilla de tu teléfono (#) que luego te transfiere al mismo contestador que llegas llamando al 902.  Ese número fijo estandar lo probé el 15 de marzo y no hubo ningún gasto adicional para hacer la llamada.  Otro ejemplo de la gran ética de esta empresa que miente jactandose de su maravilloso servicio de atención al cliente.  En No Mas Números 900 también mencionan que llamando al 900 900 067 llegas al mismo contestador enrevesado que con el número de pago. Este número no lo he probado todavía por lo cual no sé si te permite llamar gratis al servicio de atención al cliente.

Si llamas al número de atención al cliente te encuentras unas opciones de menú laberínticas de tres o cuatro niveles de profundidad.  Marque 2 para clientes existentes y esas cosas.  Maravillosamente bueno se podría decir muy irónicamente.  Lo que de verdad demuestra la calidad del servicio es que si te equivocas en la maraña de menús, te dicen que tienes que llamar de nuevo al excelente servicio de atención al cliente.  No te pueden transferir si te equivocas.  Una de mis múltiples llamadas la gestora me dio una secuencia de teclas equivocadas para llegar al servicio técnico donde quería llegar.  Osease encima que te obligan a llamar de nuevo en caso de que te equivoques te dan la combinación de pulsaciones equivocada para que tengas que volver a llamar al dichoso número 902.  Un servicio de atención al cliente maravilloso.

Una vez que llamé al número fijo que corresponde al 902, estuve en la cola de llamadas una hora.  Al final me cansé y colgué.  Imaginate la factura de teléfono pagando 9 centimos al minuto para encima no poder hablar con nadie.  Como se preocupan por sus clientes esta mierda de compañía.  Luego está la especialización de los departamentos.  La semana pasada hice unas 10 llamadas a Orange intentando conseguir mis datos de acceso al área de clientes de la Web para así poder consultar mis facturas.  No lo he conseguido todavía.  Cada departamente está tan especializado que si te equivocas pulsando cualquier tecla en el laberinto que es el menú del contestador de Orange tienes que volver a marcar el dichoso número 902.  Me encanta que una gestora no esté autorizada para transferirte a otro departamento.  Me encanta que no sepa la secuencia de pulsaciones necesaria para llegar al departamento que quieras llegar.

Tengo una amiga que ha trabajado durante varios años como gestora para Orange.  La pagaban 750 euros al mes.  Tenía únicamente 20 minutos para comer en toda su jornada laboral.  En el caso que se la ocurriera hacer cualquier llamada desde su teléfono al exterior incurría en una falta que suponía un castigo de dos días sin sueldo.  Por esta mierda de condiciones esperan que un gestor se pase las ocho horas al teléfono.  Un buen servici de atención al cliente tiene que tratar bien a sus trabajadores.  Abusando de tal forma de sus gestores ya se ve la calidad de servicio que ofrece Orange.  Les pagan un sueldo mísero y además las condiciones laborales de los gestores son pésimas.  El que te puedan llegar a mantener una hora en la cola de espera para hablar con un operador es otro ejemplo de lo racana que es esta empresa.  Además de pagar a sus trabajadores una miseria se ahorran los cuartos contratando tan pocos que para hablar con alguien si llamas a los números que recomiendan, te arruínas.  Cobrando tan poco es normal que los trabajadores salgan espantados por lo que lo habitual hables con una gestora que acabe de cometer el error de trabajar en estas condiciones tan pésimas y por lo tanto no sepa nada de como funcione el sistema.

Orange cuando lanzó su campaña de que proporcionaba un buen servicio de atención al cliente incurrio en la falta de hacer publicidad engañosa.  Directamente mintió porque ofrece uno de los peores servicios de atención al cliente que he tenido la desgracia de contactar.  Números de tarificación para hablar con alguien, opciones laberínticas, si te equivocas tienes que volver a llamar al número de atención al cliente, no te pueden transferir al departamento, esperas interminables para poder hablar con una gestora, gestoras que no saben nada.  No cometas el mismo error que yo contratando esta compañía que miente de esta forma tan descarada.  Buen servicio técnico. JA JA JA JA JA.

Besos,

Andreso

Un atraco tolerado

El que algo que se haya pagado por adelantado caduque es repugnante.  Imaginaos el revuelo que se hubiera montado si el Banco de España hubiera dicho que se disponía de tres semanas para dejar de usar las pesetas una vez entró en vigor el euro.  Imaginaos el escándalo si hubiera dicho que dos meses después las pesetas no tendrían ningún valor, en caso de que no se hayan canjeado.  Eso es lo que hace el consorcio de transportes de Madrid cada año cuando saca sus nuevas tarifas.  Si canjeas el billete de 10 viajes, te quedas sin varios de estos viajes que has pagado.  Si no lo canjeas pierdes todos.

Lo que hace la RENFE es aún peor.  Compras un billete de 10 viajes y caduca al mes.  No importa si no has hecho ni un solo viaje.  Al mes el abono de 10 viajes se convierte en un pedazo de cartón sin ningún valor.  Esto sí es un atraco.  Es deleznable que una empresa que factura muchos millones de euros al mes, robe a sus usuarios.  Es una pena que la avaricia no se castigue.  Yo he pagado por 10 viajes en tren y por la simple razón de que les da la gana a estos ladrones, me pueden hurtar varios de estos viajes.

Otras compañías que se ven con derecho de atracar a sus clientes son las empresas de móviles.  Si no haces una recarga en tu tarjeta cada seis meses, te roban tu saldo acumulado.  Repugnante.  Además de vender un servicio muy caro, atracan a sus clientes.  Han pagado por anticipado.  La compañía de móviles no respeta este pago.  La infinita avaricia de estas empresas puede impedir que disfrutes de un servicio que hayas pagado.

En Madrid, una de las empresas que tratan con dignidad a sus usuarios son las empresas de autobuses interurbanos.  Los billetes de 10 viajes nunca caducan.  Yo he comprado hace tres años un billete que aún es válido.  Eso sí es tratar con respeto a los clientes.  El servicio que se ha pagado por adelantado puede disfrutarse cuando sea.  No importa que haya habido subidas de tarifa desde que se compró el título.

El que caduque algo que se haya pagado por adelantado es deleznable.  Es la avaricia en estado puro.  El gobierno no hace nada para protegernos.  Estamos indefensos ante estos ladrones.  En vez de vivir en un país justo, vivimos en uno donde las empresas grandes pueden atracar impunemente a los ciudadanos.  Deleznable.

Contacta con Andreso

La SER, primera en deportes. Vaya mierda

La SER es de lo más representativo de mis puntos de vista políticos que he encontrado.  Básicamente estas son que todo lo que hace el PP está mal.  La SER devota bastante espacio radiofónico a estas tesis.  Además encuentro la voz de muchos de sus presentadores agradable.  Aunque no le esté haciendo caso a la radio, su runruneo me acompaña.  La obsesión de la SER por el deporte reduce drásticamente mi cariño por esta empresa.

En esta cadena no se conforman con los muchos espacios monográficos que dedican al deporte.  Entre semana, de 15:00 a 16:00,  de 20:30 a 21:00 y de 12:00 a 1:30 es monopolizados por el deporte.  Además los fines de semana a partir de las 15:00 no hacen más que retransmitir eventos deportivos.  Como si fuera poco, cada vez que hay un evento especial, como liga de campeones, lo retransmiten.  El deporte es una forma muy barata de rellenar contenido.  Cuatro idiotas contando estupideces y además de gastarse poco dinero en contenidos, les pagan un pastón por la publicidad que transmiten.

El resto de su programación no está libre de la lacra del deporte.  Mucha programación generalista está dedicada a este tema que encuentro tan extraordinariamente aburrido.  Estoy tranquilamente escuchando sobre la última estupidez que dijo Acebes y empiezan a hablar de deportes.  Muchas veces siguen hablando durante media hora sobre este tema tan ñoño.  Muchas veces me hastío tanto que apago la radio hasta el día siguiente.

Sus emisiones no deportivas me gustan bastante.  Me divierte como le intentan sacar tres pies al gato a todo lo que dice Rajoy y como le dan rodeos a mencionar por su nombre al que consideran el demonio, Jimenez los Santos.  Son mi principal fuente de información de lo que pasa en Madrid y en el mundo.  Tienen muchas entrevistas que me son interesantes.  Pero luego está la lacra de que vayan a por la peseta fácil que representa el deporte.

Siempre hay un pero.  Este lo considero grande. La SER son primeros en deportes.  Tanto hacerte pensar con el resto de su programación para luego explayarse durante un cuarto de hora con que Raúl en una discoteca de Marbella llevaba calcetines color granate.  Eso lo hacen durante cualquier programa no deportivo.  Les interesa la pela fácil.  Saben que a mucha gente les interesan el color de los calzoncillos de gente que gana cantidades obscenas de dinero.  Además el presupuesto necesario para investigar esto es mucho menor que el necesario para investigar el alcalde corrupto de turno.

Yo nunca he logrado entender el atractivo del deporte.  Supongo que será una forma de pasar el tiempo que te pueda hacer sentirte orgulloso de sentirte parte de un colectivo.  Después de seguir tantas veces lo que dicen los jugadores, y lo que les pasa, uno acabará sabiendo más cosas de ellos que de muchos amigos.  Se habrán convertido en más importantes que muchos de estos amigos.  Eso es lo que conlleva estar expuesto a tantos detalles triviales como que a Etó se le vio con zapatos blancos mientras comía unas croquetas de cabrales.

Durante gran parte de su emisión, la SER no me representa.  Además de serme indiferentes los deportes, me molesta ver y escuchar programas deportivos.  En cuanto empieza una de las demasiadas emisiones sobre este tema tan, tan aburrido, o bien cambio de cadena, o bien apago la radio.  Aunque me apetezca seguir escuchando la radio los fines de semana por la tarde, todas las cadenas de radio están obsesionadas con los deportes.  Todas a la caza de la pela fácil.  No hay ninguna que me proporcione contenido que considere aceptable.  Fútbol, baloncesto, atletismo es lo único para casi todas las emisoras radiofónicas durante estos dos días durante los cuales no tengo que trabajar.  Ese afán de vender publicidad gastándose muy poco dinero en contenidos me deja sin algo tan placentero para mí como escuchar la radio durante la tarde del domingo.  Cadena SER, primera en deportes.  Vaya mierda

Andreso

Jazztel Un servicio inigualable

Cuando llamé para contratar Jaztelia, la televisión de Jazztel, la comercial que me atendió no me avisó en ningún momento que podría tener interrupción de servicio de ADSL.  Según me dijeron otros comerciales, lo normal es que no se produzca ninguna interrupción.  La comercial me tramitó una baja y luego una alta en vez de una modificación de servicio.

Este error de Jazztel me salió muy caro  Yo trabajo en Internet, por lo cual necesito estar conectado siempre.  Llamé repetidamente a Jazztel para ver si podían proporcionarme medios alternativos.  No quisieron.  Les importó un bledo que ellos fueron responsables de la interrupción del servicio.  Era su responsabilidad al no avisarme que tal cosa pudiera ocurrir.

En el trabajo conseguí el número de acceso de la «conexión gratuita» de Wanadoo.  Eso de gratuita es un decir.  Lo único que significa es que no es necesario pagar una cuota mensual.  Las llamadas se pagan a precio de oro.  Es un número de tarificación especial.  No están cubiertas por mis llamadas nacionales.  Me clavaron más de 70 euros por las dos semanas hasta que me dejaron sin teléfono.  Una noche hasta se me olvidó desconectar el módem.  Dinero a la basura.

Yo estaba desesperado.  Era consciente que mis llamadas con módem me estaban saliendo muy caras.  Llamaba todos los días a la atención al cliente de Jazztel.  Intentaba que me agilizasen los trámites.  Las comerciales debieron de acabar hartas.  Un fatídico día, una me recomendó que mandase un fax.  La capulla me dio el número para tramitar las bajas.  Yo estaba bastante irritado.  Se me notó mi enfado en el fax que mandé.  Unos días después me dejó de funcionar el teléfono.

Las del servicio de atención al cliente hicieron gala de una incompetencia atroz.  Tardaron más de dos semanas en decirme que me habían dado de baja el teléfono.  No hacían más que darme largas.  No lo investigaron hasta que conectamos el router ADSL directamente al PTR, donde entra la línea de teléfono a la vivienda.  Unos días después me llamaron preguntándome si había dado de baja mi línea de teléfono.  Yo en el fax que mandé, aunque tuviera cierto tono irritado, nunca solicité la baja.  Tres días después me llamaron para confirmarme que me habían dado de baja la línea por error.

Aún siendo suyo el error eran incapaces de remendarlo.  Podían dar de baja pero no podían recuperar una baja accidental.  Los únicos con capacidad de hacerlo eran Telefoníca.  Llevaba años evitando Telefoníca como la peste y no me quedaba más remedio que volver con ellos.  El proceso de alta con televisión me costó mas de 140 euros.  Osease solicitar el servicio de televisión con Jazztel me dejó incomunicado durante dos meses y me costó más de 200 euros más pobre.  ¡Eso sí que es servicio!  Lo más gracioso es que Jazztel me pasó tres facturas con una semana de separación sin prestarme servicio.  70 euros de Wanadoo.  140 euros de Telefónica.  150 euros de las tres facturas sin recibir servicio.  Os recomiendo encarecidamente que contratéis Jazztel.

Es normal que una empresa con tantos clientas como Jazztel cometa equivocaciones.  Además toda su red se la alquilan a Telefoníca.  Están a la merced de ella.  A esta no le interesa hacerle fácil la vida a la competencia.  Si pueden sabotear a las otras compañías, no se lo piensan dos veces.  Las multas son lo suficientemente bajas para que se lo puedan permitir.

Para competir, teniendo en cuenta los sabotajes de Telefoníca, las otras compañías de telecomunicaciones tienen que ofrecer mucho mejor servicio al cliente que Telefoníca.  Jazztel no lo hace.  Si me hubiera ofrecido conexión por módem mientras duraba la baja de mi servicio ADSL yo habría sido un cliente muy satisfecho.  Habría sido un cliente fiel durante muchos años.  No habría pasado lo que ocurrió:  yo contrato su servicio de televisión y además de perder mi número de teléfono, estoy navegando más lento por Internet y he perdido más de 360 euros incluyendo las tres facturas que me mandó Jazztel sin prestarme ningún servicio.

Os recomiendo Jazztel.  Un servicio inigualable.

Fax de baja a Jazztel

Atención:  Departamento de bajas de Jazztel
Asunto:  Baja de todos los servicios contratados con Jazztel incluido línea de teléfon
Estimado Sr. o Sra:

Muy a mi pesar no veo alternativa a dar de baja todos los servicios que tengo contratados con vosotros incluida mi línea de teléfono.  Muy a mi pesar porque he sido un cliente satisfecho durante muchos años.   He sido cliente de Jazztel desde el año 2001.

No me queda alternativa, ya que hacia el 20 de abril llamé a una comercial para dar de alta en mi línea de teléfono el servicio de televisión que ofrecéis.  Para mi desgracia creo que hubo un error por vuestra parte y se dio de baja mi servicio ADSL.  Creo que hubo un error ya que en múltiples conversaciones con el servicio de atención al cliente me informasteis que el alta del servicio de televisión no suele conllevar interrupción del servicio de ADSL.  La interrupción del ADSL ocurrió aproximadamente  el 25 de abril del 2006.  Llamé en cuanto dejé de tener ADSL.  No volví a tener disponible el servicio de ADSL de 20 megas que tenía contratado con vosotros.

Yo soy informático y necesito tener Internet.  Llamé múltiples veces al servicio de atención al cliente para ver si me podíais proporcionar acceso a Internet mediante un modem.  Aunque no sea ni mucho menos tan rápido como el ADSL, el acceso por modem me permitiría hacer las cosas fundamentales en Internet.  Denegasteis mi petición.  Yo para satisfacer mis necesidades de Internet me empecé a conectar a través del número gratuito de Wanadoo, el 901904020.

Aproximadamente el 8 de mayo dejó de funcionar mi línea de teléfono.  Ya no volví a ser capaz de ni recibir ni hacer llamadas, aunque el contestador seguía funcionando.  Supongo que no ayudaría mi caso el que os mandase un fax estando irritado.  Siento que el servicio de atención al cliente tardase más de 10 días en informarme que el problema era que mi línea había sido dada de baja.   Siento que después de eso tardé varios días en dar con una agente de dicho servicio que me informó que mi única alternativa para volver a tener servicio era contratar mi número de teléfono con telefónica.  Soy informático y esos retrasos me han supuesto un perjuicio innecesario.

Se ha producido un cumulo de errores que me han mantenido sin ADSL más de seis semanas y sin teléfono más de tres semanas.  No considero haber recibido la ayuda necesaria para permitirme estar conectado a Internet y con teléfono en un tiempo razonable.  Veo a muchos miembros del servicio de atención al cliente poco informados de la política de vuestra empresa Jazztel.

No me queda más remedio que dar de baja mi línea de teléfono ya que tengo un nuevo número de teléfono.  Telefónica me informó que el proceso de alta de una línea nueva es más rápido que la portabilidad y yo, siendo informático necesito Internet.

Muy a mi pesar os dejo, porque me habéis expulsado.  Mi necesidad de Internet, mientras disponía de la línea de teléfono, una vez fue dada de baja mi servicio de ADSL, llevó a que me conectase muchas veces al número gratuito de acceso por modem de Wanadoo, el 901904020.  Veo en mi factura que mis llamadas a ese número me han costado 71,4893 euros.

En resumidas cuentas, intento darme de alta de vuestro servicio de televisión y me quedo sin ADSL y sin teléfono más de un mes y  además tengo que hacer frente a una factura de  132,69 euros incluyendo el IVA.  No me ha salido nada bien mi intento de contratar vuestro servicio de televisión.

En cualquier caso no descarto volver con vuestra empresa en un futuro dependiendo de vuestra contestación y oferta.  Si eso ocurriese espero que le deis más prioridad a la satisfacción de vuestros clientes.  Eso permitirá mantener la lealtad de vuestros clientes.  Os traería nuevos clientes por el boca a boca.  Para mi inri he comprobado que el servicio de atención al cliente de telefónica deja más o menos lo mismo que desear que el vuestro.  Si os diferenciarías de telefónica en darle prioridad a mantener la satisfacción de vuestros clientes veo muy probable que os vayan muy bien los negocios.

Sin otro particular se despide atentamente

Andreso

Auna y Ono no me gustan nada

La oferta era tener llamadas y banda ancha con Auna.  Pasado un tiempo se iba a hacer portabilidad de mi número de teléfono.  Eso significaba que pasado unos meses iba a alquilar mi línea de teléfono a Auna.  Telefoníca no se llevaría ni un céntimo de mi dinero.  Me parecía maravillosa la idea.  Firmé el contrato.

Poco después tuve mi primer problema.  Una de las clausulas del contrato por el cual Ya.com me proporcionaba ADSL estipulaba que si no se permanecía al menos un año con ellos, era necesario pagarles una indemnización.   Mi amiga me aseguró que estas estipulaciones carecían de valor.  Según ella, si les amenazaba con represalias legales, se amedrentarían.  No me cobrarían la penalización.

Les mandé a Ya.com un burofax para darme de baja.  Lo típico.  Les amenacé con acciones legales.   Ni cortos ni perezosos, fueron y me cobraron la indemnización.  Vi al poco tiempo un cargo en mi cuenta de más de 100 euros.  Aunque no me he informado, parece que lo que dijo mi amiga, acerca de poder intimidar una compañía, fue mentira.  Para joder la marrana, Ya.com en esos momentos estaba ofreciendo contratos sin permanencia, donde podías darte de baja sin pagar penalización, aunque fueras su cliente únicamente un mes .

Lo más destacable de Auna es que el ADSL iba muy lento.  El servicio de atención al cliente lo prestan a través de un número de tarificación especial.  Cualquier cosa adicional que se quisiera contratar, como ADSL más rápido, o tarifa plana por módem valía más de 50 euros adicionales.  En resumen, muy poco interesante.  Sin duda lo peor era la atención al cliente.  Una compañía de telecomunicaciones donde haga falta pagar para hacer cualquier gestión con el servicio de atención al cliente es una puta mierda.  Es muy común que las empresas de telecomunicaciónes cobren por el servicio de atención al cliente, lo que es un atraco a mano armada.

Unos meses después decidí iniciar la gestión de hacer la portabilidad a Auna.  Dejaría al final de alquilar la línea de teléfono a Telefoníca.  Me libraría del monopolio.  Vino un técnico de Auna a casa.  No alquilan la línea a Telefoníca.  Meten una propia.  El conducto por el venían las líneas era demasiado estrecho para que el técnico metiera la suya.  Unos días después vino un técnico de Telefoníca que tuvo más éxito.

Mientras tanto vi una oferta muy buena de ADSL hecha por Jazztel.  Me apunté después de preguntar si era compatible con portabilidad a Auna.  Me dijeron que sí.  Le mandé un burofax a Auna para dar de baja el ADSL.  Me cobraron la siguiente factura.  Me lo esperaba.  Cuando me cobraron la de después juré jamás tener nada que ver con la compañía.  Di orden a mi banco para que anulasen la domiciliación bancaria.  Inmediatamente cancelé la portabilidad de mi número de teléfono.

Todos los meses Auna me mandaba un recibo por unos servicios que no me prestaban.  Eran tan sumamente incompetentes que habían traspapelado el burofax que les había mandado.  Al cabo de un par de meses me empezaron a llegar cartas advirtiéndome que o bien les pagaba o bien me cortaban todos los servicios que me prestaban.  Asombra una incompetencia de tal magnitud que crean que me estén prestando un servicio que no me prestan.  No sirvió de nada el qué les mandase una carta certificada.  La perdieron también.

Tuve problemas con el burofax.  No fui en su momento a recoger la copia certificada.  Se me extravió el acuse de recibo.  No lo había guardado en lugar seguro.  Me di cuenta de que también se me había extraviado el justificante para la copia certificada.  Los había dejado encima de la mesa del salón.  Curiosamente poco antes de que desapareciesen estos papeles vino a comer la amiga que me hizo el contrato con Auna.

Pasados unos meses fui a la oficina de correos desde donde había mandado el burofax.  Les expliqué que se me había perdido el justificante.  Me dieron buenas noticias.  Seguían teniendo mi copia certificada.  Aunque sería complicado, podría recogerlo.  Tenía que hablar con la encargada.  Volví.  Me dijeron que lo buscarían.  Hubo suerte.  Me llamaron unas semanas más tarde mientras estaba visitando unos amigos míos.  Fue por puro milagro que pudiese hablar con ella, ya que no había cobertura de mi compañía de móvil en el pueblo de mis amigos.  A la tercera vez que me pasé por la oficina de correos, di con la mujer que me llamó.  Pude recoger mi burofax.  Ya podía llevar a Auna a juicio si se me antojase.

Auna seguía religiosamente mandándome facturas y recordatorios de impago.  Auna fue comprada por Ono.  Ahora era Ono que me mandaba las facturas y los recordatorios.  Me hace una gracia impresionante que me digan que me van a cortar un servicio que no me prestan.  Me estaba planteando llevarlos a juicio.  Había oído en la radio que el gobierno iba a endurecer las sanciones por medidas abusivas de empresas de telecomunicaciones.

Una empleada de Ono me llamó en marzo del 2006 avisándome que les debía más de 300 euros.  Yo la conté lo del burofax y les amenacé con acciones legales.  Eso la calló.  Como en esos momentos estaba trabajando a jornada completa, no podía tomarme el tiempo libre para acudir a los tribunales.  Decidí dar a Ono una última oportunidad.  Les llamé desde el trabajo.  Después de media hora, siendo pasado de persona en persona, al final me pasaron con facturación.  Me informaron que ya habían dado de baja el contrato.  Yo les dije que habiendo ellos ignorado un burofax, que les había mandado, tenía un caso muy fuerte a la hora de emprender acciones legales.  Les ordené cancelar todas las facturas desde el momento que les mandé el burofax.  El día siguiente me llamaron diciéndome que así lo habían hecho.

Ono parece igual de mierda que Auna.  El número de atención al cliente es de tarificación especial.  Una compañía de telecomunicaciones debería ser capaz de conseguir importantes descuentos a la hora de poner un número gratuito.  El que no lo hayan hecho demuestra que son unos putos avariciosos de mierda.  También conviene recordar que ellos me siguieron mandando religiosamente facturas por un servicio que no me prestaban y además tuvieron la desfachatez de reclamarme pago por ello.

Andreso

Ahora sólo me queda pendiente una cosa.  Averiguar si me han puesto en un registro de morosos.  Como me entere que por su culpa yo sea considerado moroso, contrataré un abogado y les llevaré a juicio.  Nada de juicio rápido.  Pediré un mínimo de cien mil euros de indemnización.  Casi espero ser considerado un moroso porque así podré disfrutar de una experiencia nueva: llevar a unos hijos de puta a juicio.

Retirado

La empresa solicitó de buena fé la retirada de este artículo.

 

{jcomments off}