Una compañía ha desarrollado implantes musicales para el pecho.  Muchas mujeres están hartas de que los hombres únicamente estén interesados en mirarles las tetas.  También quieren que las escuchen