A lo largo de los bastantes años durante los cuales he sido consumidor, he topado con compañías que me han dejado impresionado de lo pésimo que es el servicio que ofrecen a sus clientes.  En esta categoría procederé a detallar mis experiencias con los peores elementos a los cuales puedes entregar tu dinero.

se me ocurriço la gracia de pagar una subscripcición premium a badoo. vaya decepción. no me deja escribir a ninguna mujer. ya sé que no soy el más guapo ni que tengo las mejores fotos. aún así tengo una opción de pago y no me deja contactar con nadie. esta el tema de deslizar 50 veces a ver si hay alguna mujer que le parezco interesante de las que a mi me han interesado. ahí me cae una o dos posibilidades de mandar mensajes al día. no es suficiente teniendo en cuenta que he pagado por la opción profesional. tienen otro sistema de pago, los putos créditos de los cojones donde hay que pagar para mensajear. me toca inmensamente los cojones que su opción profesional no valga para nada.

me jode la avaricia de las empresas que quieren dinero por todas las partes posibles. sí. he pagado por badoo profesional y me siento un verdadero gilipollas por haberlo hecho. ninguna ventaja en absoluto. una aplicación de ligar donde su opción de pago únicamente me permite ponerme en contacto con una o dos mujeres al día es una bazofia. no os lo recomiendo. quieren más y más dinero para contacto interpersonal. ojalá la avaricia les rompa el saco. quieren más de un euro por cada mensaje que mande. esta gente me ha puesto de mala ostia. lo seguiré usando un tiempo por eso de haber sido suficientemente gilipollas para haberles dado mi dinero pero estoy absolutamente encabronado con ellos. indignante tener una opción de pago que no me permita dar palos a ciegas.

he sido lo suficientemente estúpido por haber pagado por la versión profesional de una aplicación de citas regentada por avariciosos. no os lo recomiendo

Hacia el 2001 descubrí el placer de escuchar la radio.  Me aficioné a escuchar a Iñaki Gabilondo por las mañanas.  He seguido escuchando la SER aún después de que Gabilondo se fuera a la televisión.  Tengo un problema muy serio con la SER:  no paran de jactarse de como son los primeros en deportes.  Tengo que admitir que hay pocas cosas que me gusten menos que los deportes.  Me importa un bledo lo que haga gente que gana más en un mes que yo ganaré en toda mi vida.

Read more ...

Una práctica muy extendida, que yo personalmente detesto, son los bono buses que caducan.  Yo he pagado por adelantado por un servicio.  He pagado por adelantado por 10 viajes en transporte público.  Muchas veces, por la avaricia de las empresas emisoras, estos títulos caducan poco después de una subida de tarifas.  Algunas veces te dan la posibilidad de canjearlos por otros títulos con la tarifa nueva.  Otras veces te quedas con un trozo de cartón inservible en la cartera.

Read more ...

Una amiga mía trabajó como comercial de Auna.  Yo por aquel entonces tenía mi ADSL con Ya.com.   Estaba muy contento con mi banda ancha.  Ella me hizo una oferta que me pareció irresistible.  Podía dejar de ser cliente de Telefónica. Desgraciadamente, todo lo malo que decían de Auna era cierto.  Era, porque la compró Ono, que según mi experiencia no es mucho mejor.

 

Read more ...

Me pasó algo increible con Jazztel.  Era cliente de telefonía y de ADSL de 20 megas.  Quitando que las comerciales no tenían ni idea de cuanto costaban las llamadas internacionales, yo estaba muy contento con su servicio.   El teléfono iba muy bien y la rapidez del ADSL era asombrosa.  Vi en su Web que ofrecían televisión.  Llamé para contratarlo.  Una semana después me había quedado sin ADSL.  Dos semanas después me había quedado sin teléfono.  No fueron capaces de restablecerme el servicio.  Al final me tuve que volver a Telefoníca.  Encima Jazztel me cobró tres facturas sin prestarme ningún servicio.

Read more ...

Orange lanzó una campaña publicitaria en el 2007 donde se jactaban del maravilloso servicio técnico que ofrecían.  Ese anuncio me dejó impresionado por lo falso que es.  Entre los servicios técnicos a los que he llamado el de Orange es de los peores.  Aún así tuvieron la desfachatez de anunciar lo maravilloso que es este servicio técnico.  Para empezar el número al cual tienen que llamar los clientes particulares de telefonía y Internet es un número de tarificación especial.  Tienen un sistema de menús totalmente laberíntico y cada opción está muy especializada por lo cual no te pueden resolver nada fuera del pequeño campo de especialización que tiene el departamento.

Read more ...

En abril me pasó algo increíble con Jazztel.  Llamé para contratar su servicio de televisión.  La semana después me habían dado de bajo el ADSL de 20 megas.  Dos semanas después me dieron de baja mi línea de teléfono.  He tenido que contratar un nuevo número de teléfono a Telefónica.  No fue posible recuperar mi número de teléfono.  Este es mi fax de baja.

Read more ...

La empresa solicitó de buena fé la retirada de este artículo.

 

{jcomments off}